Contar una historia de marca nunca fue tan fácil. Sin embargo, las marcas no pueden tener solo una buena narrativa.