La histórica marca que reinó en los años treinta del siglo pasado planea regresar con un superdeportivo eléctrico