El grupo de restauración Alsea compra los establecimientos para diversificar y disminuir su exposición a mercados volátiles