A todos los responsables del PP parece que les instalan un botón en Génova que les lleva a culpar a los socialistas de sus propios errores