Puedes disminuir el 27% el consumo de electricidad y gas con pequeños cambios en tu casa. Si acometes obras mayores en fachadas y tejados y mejoras el sistema de calefacción puede reducirse hasta un 60% ¿Cuánto quieres ahorrar tú?