Las principales entidades pueden aplicar comisiones de hasta el 5% por pagar a través del ‘plástico’ o sacar dinero de los cajeros fuera de España