Un juzgado reconoce el derecho de un niño a que le sea otorgada la subvención pese a no residir en el municipio donde va al colegio.