Draghi advierte del peligro del "proteccionismo" creciente y minimiza el "impacto" en la zona euro de las crisis de los países emergentes