El objetivo es que existan diferencias en la denominación y los logotipos respecto de las sociedades con las que comercializan