Los nuevos dueños de la filial ibérica de las jugueterías relatan cómo ha sido su ardua pelea para mantener la firma en marcha pese a la liquidación en EE UU