El Rey visita la nueva planta del grupo, que ha contado con una inversión de 42 millones