Los Estados Unidos han solicitado la celebración de consultas con la Federación de Rusia en el marco del sistema de solución de diferencias de la OMC en relación con los derechos adicionales aplicados por Rusia a determinadas importaciones de productos estadounidenses. La solicitud se distribuyó a los Miembros de la OMC el 29 de agosto.