El patrimonio de las parejas casadas aumenta con fuerza por cada año de compromiso