La jornada de paros discurre con tranquilidad en los aeropuertos europeos. La compañía asegura que ha operado con normalidad el 85% de sus vuelos