La ley de presupuestos trae una rebaja del IVA cultural en el cine, pero ¿qué hay de los libros electrónicos? Los lectores digitales tienen que seguir pagando un 21% mientras que el mismo libro en papel tributa al 4%.