El incremento de los salarios genera mayor compromiso de los trabajadores con su empresa e incrementa la productividad