La operadora suma casi 6 millones de abonados y vuelve a beneficios aunque aumenta su deuda en el primer trimestre