Los ladrones robaron varios millones en operaciones por Internet y retiraron el dinero en efectivo