El fabricante de lápices alemán, fundado en 1761, sobrevive y se adapta a los desafíos tecnológicosLa firma se ha centrado en el lápiz, tomando decisiones arriesgadas y decidiendo no entrar en algunas innovaciones