Cada vez más empresas eligen darle la vuelta a las tradicionales cenas con los compañeros y al reparto de cestas de Navidad