La bicicleta está de moda. El sector facturó 1.549 millones de euros en 2016, un 5,28% más que el año anterior, lo que validó a las empresas del pedal, con un porcentaje del 23,49%, como primera fuente de ingresos de la industria deportiva.