La banca española fortalece su solvencia, como el resto del sector en Europa.La EBA afirma que la rentabilidad de la banca sigue siendo “un desafío”