La firma canadiense resucita gracias a la venta de sistemas de seguridad para industrias como las de automóvil y la sanitaria