El mercado premia la estrategia de la empresa vasca de tubos de alto rendimiento pese a que ha elevado su deuda y sus ventas caen