El sentimiento de injusticia y abandono que ha traído esta crisis alimenta el populismo político