El contribuyente tributará por IRPF si es residente en España, pero determinar este concepto tiene matices