La climatización mediante gas natural y el abono con el CO2 resultante de su combustión permiten aumentar la producción en los cultivos bajo plástico de Almería