"Es un largo camino y estoy feliz de invertir en él", señala el magnate, poseedor de la tercera mayor fortuna del mundo