El 20 de enero, el Subcomité de Países Menos Adelantados acordó comenzar la labor para formular recomendaciones encaminadas a “seguir reforzando, racionalizando y haciendo operativas” las directrices actuales sobre el proceso de adhesión de los PMA, tal como se requería en una Decisión de la Octava Conferencia Ministerial adoptada el mes pasado.